Funny Ha Ha

De improviso y sin un aviso de por medio aparecio en cartelera Funny Ha Ha, una magnifica pelicula, y uno de los pocos films estadounidenses que este año valieron la pena, junto con Keane, Broken Flowers y Forty Shades of Blue. De la nada encontre ante mis ojos un trabajo excepcional, filmado por un tipo bastante joven. Cualquier persona que haga una opera prima y le quede bien –como si se tratara de alguien que ha filmado diez- debe recibir el respeto inmediato. Este es el caso de Andrew Bujalski, una excepcion al tedio de los primeros trabajos y una luz intensa a traves de la mediocridad del cine estadounidense. Con tres pesos y un guion superdotado filmo la vida de varios estudiantes universitarios durante un tedioso verano en Boston. La pelicula paso lamentablemente desapercibida y si recibio algun elogio, fue en general por las razones equivocadas. Ademas descubri que cuando estaba en cartelera, ya llevaba 2 años sin distrubuidor, lo que me parecio una verguenza. Bujalski es un autor y en su film demuestra que Eric Rohmer –una infuencia evidente- no esta muerto en el siglo 21, sino que hay cuerda para rato. Recuerdo que alguien escribio por ahi que el cine de Rohmer no existia. Pienso en las circunstancias de donde y cuando fue escrito el comentario, y me parecen ahora las palabras mas extraviadas del mundo. En Funny Ha Ha las actuaciones son medias flojas, y hasta el sonido se escucha mas o menos, pero es una demostracion clara que la historia al final es lo mas importante. En este film la historia es tan potente, tan sencilla y tan poco ambiciosa, que al rato se olvidan todos los detalles que pueden ser molestosos. Se nota tanto cuando un director sabe lo que esta haciendo, cuando es consciente hacia donde va y que es lo que quiere decir. Si me la tuviera que jugar por un cineasta estadounidense joven, creo que Bujalski tiene todas las armas para zamarrear a los espectadores por varios años mas. De hecho no hallo la hora de poder ver su nueva pelicula “Mutual Appreciation”.