“Corpo Celeste”

 

“Corpo Celeste” es un magnífico filme italiano. Un impresionante debut de la cineasta Alice Rohrwacher. Estamos ante un trabajo que abraza el realismo, pero con un resultado cercano a imágenes ensoñadas. O bien, se podría decir que consigue representar una realidad que llega a ser más extraña de lo que uno pensaba podía existir (pienso por ejemplo en “Gomorra”, y su exhuberante naturalismo). Filmada de manera elegante, haciendo parecer lo sencillo algo que no demanda mayor esfuerzo, seguimos a Marta, una adolescente, que vive en Calabria, una zona pobre de Italia. La chica se está preparando para su confirmación. Marta es curiosa, observadora, hace las preguntas que cualquier adolsecente despierto puede elaborar. En respuesta se encuentra con las abrumadoras doctrinas que han sido enseñadas por siglos dentro de la iglesia católica. Como novata Marta navega estas aguas de la religión e intenta delimitar coordenadas que no conoce, armar un mapa, muchas veces confrontada a las contradicciones humanas y de las propias instituciones. Se trata de una película intimista, una descripción minuciosa de la familia, la escuela, el colegio, la desvencijada parroquia, acompañada de una atmósfera cuidadosa, de tonalidades, que nos lleva a entender las distintas capas de este conflicto, que finalmente es personal. Con un montaje acompasado, elipsis que fluyen perfectamente, se va estableciendo un gran retrato de una persona encontrando su propia voz. Como es una película que está muy bien calibrada dentro de su sencillez, quizás llama la atención que a la chica le sucedan en un momento demasidas cosas, muchas coincidencias que no son tan fáciles de pasar por alto. O que la crítica o la ironía hacia la jerarquía ecleciástica distanciada del hombre común y corriente esté un poco subrayada. Sin embargo el peso lírico del filme, su implacable descripción de la idea de la iniciación hacia la adultez, a formarse uno su propio juicio, de buscar cierto grado de aplomo, es de una delicadeza que raramente se ve en el cine.