Homenaje a Chris Marker

 

Fue un evento inolvidable el tributo a Chris Marker organizado por Light Industry. Hace un buen rato que esta pequeña sala de cine ubicada en el barrio de Greenpoint, en Brooklyn, está dando que hablar por su cuidadosa programación. Creo que ni el propio fallecido cineasta francés se hubiera imaginado que un domingo a las 10 de la mañana iba a haber una fila que llegaba hasta la calle con gente que estaba deseosa de participar en este homenaje. En la entrada había un pequeño memorial – el que ven en la foto- compuesto por varias de esas famosas figuras de gato que con el tiempo se transformaron en uno de sus sellos. La celebración incluyó la proyección de varios de sus filmes más entrañables. Arrancó con un par de colaboraciones que hizo con Alain Resnais a mediados de los 50s,  que no había visto, “Statues Also Die” y “All the Memory of the World”. El primero es una verdadera patada en el estómago a los estados colonizadores. El segundo un golpe igual de doloroso a la academia, a las instituciones dedicadas a catalogar. Fueron dos filmes que me sorprendieron en su inteligencia, en su declamación, pese a lo directo del relato, aunque algo de la disgresión ensayística y anónima tan célebre de Marker se empezaba a insinuar. Bueno, sólo era una colaboración con Resnais, a quien siempre he encontrado muy teatral. Después llegó Amy Taubin, una de las críticas de cine más queridas por estas tierras, quien casi al borde de las lágrimas, habló de cuando programó “Sans Soleil” por primera vez en NYC. Al presentar la película nuevamente, se refirió a la cualidad de este cineasta para hablar de la memoria, pero más específicamente de la mortalidad, para lo cual hizo alusión al corto “Cat Listening to Music”, que precedió  a “Sans Soleil” y que volví a ver esa misma noche como parte de la magnífica “The Last Bolshevik”. Entre medio me tuve que ir a trabajar, y me dio mucha pena no poder quedarme a celebrar durante todo el día junto a muchos amigos cinéfilos la proyección de “La Jetée”, “Le Joli mai”, “A Grin Without a Cat” o “Letter from Siberia”.