Una mirada a Sundance

El festival de Sundance tuvo un sabor especial este año porque “Matar a un hombre”, la nueva cinta de mi querido amigo Alejandro Fernández ganó el premio a la mejor película de la competencia internacional. Todos los que colaboramos en este trabajo estamos todavía dándonos vueltas de carnero de la felicidad.

Pero aparte de asistir a los pases de “To Kill a Man” (el título en inglés de la peli) en Park City, Utah,  y sin todo el tiempo que hubiera querido (ya saben, un cinéfilo en un festival se traga hasta 5 cintas diarias) pude ver  unos cuantos títulos (especialmente los primeros tres de la lista) que desde ya se transformaron en las primeras gemas de comienzo de año.

El festival de cine independiente en su versión 30 reunió varias sorpresas fílmicas, que incluyeron la consolidación de una nueva voz del cine estadounidense, Alex Ross Perry, y la presencia de uno de los documentales más conmovedores que han emergido sobre la guerra en Siria (“Return to Homs”).

El listado:

“Return to Homs” (Talal Derki)

“Listen Up Philip” (Alex Ross Perry)

“Concerning Violence” (Göran Hugo Olsson)

“We Come As Friends” (Hubert Sauper)

“White Bird in a Blizzard (Gregg Araki)

“Kumiko, the Treasure Hunter” (David y Nathan Zellner) * Me gustó mucho, pero con reparos. Esta peli es de esos trabajos que llamo inacabados o incompletos porque a pesar de ser un filme encomiable, todo se desmorona torpemente en el final.