Bardem, Forman y los hermanos Coen



Es interesante que justo en estos días se realice en el MoMA una retrospectiva de Milos Forman y a la vez esté todo el mundo hablando de Javier Bardem. Hace no mucho se estrenó “Los Fantasmas de Goya”, de Forman, donde el rol principal lo tiene Bardem. Forman es un director checo que hizo un par de bellas películas en la década de los sesentas, como “Black Peter” y “The Loves of a Blonde” . Luego vino su carrera en Hollywood que es por todos conocida, y que sólo reluce a ratos. Es interesante también que Bardem -un gran actor- ya esté a punto de dar un paso clave en su conquista de los Estados Unidos donde , al igual que Forman hace años atrás, tendrá que ver como enfrenta a la avalancha de ofertas y proyectos que se vienen. El “crossover”, como lo llaman acá, de Bardem, es el film “No Country for Old Man”, de los hermanos Coen, cineastas muy inteligentes, que tienen talento a raudales, y que tocan muy bien la vieja melodía cinematográfica, pero que por alguna razón, pudiendo hacer lo que se les plazca, no se han aventurado en otras formas narrativas más arriesgadas. Pensé que con la película inspirada en el libro de Cormac McCarthy, iban a dar su golpe a la cátedra, pero no fue así. En todo caso, siempre voy a celebrar el cine de género bien elavorado, como los propios Coen en “Fargo” o “The Man Who Wasn’t There”, a lo Jean Pierre Melville cuando alcanza las alturas de “El Samurai” y “Army of Shadows”, o Bela Tarr, cuando es capaz de reinventar la novela policial con tan sólo tres golpes, en “The Man from London”. Esta es una entrevista con Bardem para NY1 a propósito de su película con Forman que, no está demás decirlo – y aunque no haya disfrutado mucho de su guión- fue escrita por el brillante Jean Claude Carriere, otro que entró, en el pasado, al panteón de los mejores.