Basilio Martín Patino

En estos días he estado leyendo el libro sobre la exposición “Víctor Erice y Abbas Kiarostami. Correspondencias”. Es un libro magnífico, con momentos muy íntimos, que además permite saber un poco más de los dos. Particularmente de Erice, un cineasta que cultiva el bajo perfil, y alrededor de quien se ha generado una especie de aura misteriosa. Hace un tiempo, investigando a Erice, llegué a varios de los mejores exponentes de su generación – el llamado Nuevo Cine Español- como Basilio Martín Patino o Miguel Picazo. Recuerdo que de Patino me impresionó mucho su documental “Canciones para después de una guerra” y más tarde “Nueve cartas a Berta”. Películas subversivas e inteligentes, que detrás de la libertad formal que ofrecían, manifiestaban mucha rigurosidad. En un ciclo de cine español que se realizó en Nueva York hace poco, y que tenía que ver con la censura de los cincuentas y sesentas -cuando estaba Franco en el poder- tuve la oportunidad de entrevistar a Patino.