Jem Cohen

Como buen neoyorquino – o residente de Brooklyn- el talentoso Jem Cohen se dio una vuelta por el Museo de Arte Moderno para presentar “Chain”, su trabajo del 2004.  El filme con los años ha adquirido un aura visionaria, en cuanto a olfatear la debacle en la cual iba a caer la economía global de mercado cuatro años después. “Chain” es un trabajo que Cohen fue acumulando por mucho tiempo. Partió con simples registros de diferentes ciudades estadounidenses y alrededor del mundo. De algún modo filmó los hitos urbanos del capitalismo, malls, cadenas comerciales, tiendas, grandes edificios erigiéndose hacia el cielo, entre otras decenas de cosas. Más tarde le dio una estructura y le agregó cierta dramatización a través de las historias de personas que viven en los extremos del sistema, aquellos que pertenecen y los que quedan abandonados. Es así como vemos las historias paralelas de una japonesa que trabaja para una compañía que administra parques de diversiones al rededor del mundo y la de una chica estadounidense desempleada que se da cuenta que el sueño americano es bastante difícil de conseguir.

Debo admitir que la parte visual en esta pasada me pareció más cautivante que las historias en sí mismas. Esas narraciones se sienten un poco forzadas, accesorias. Se notan los hilos y le necesidad de darle un sentido, sin que necesariamente supere la fuerza de esas imágenes, que en buena parte del filme se sostienen por sí solas. Este registro en su conjunto es una observación histórica del mundo postindustrial, agrietado. Una descripción del Estados Unidos profundo, y de sus imitaciones. De ese tipo de trabajos han habido muchos en el cine reciente, pero el plus de “Chain” está marcado por la poética que exuda cada cuadro del filme. Lo más cercano que he visto a una mirada así son las fotografías de William Eggleston, uno de los grandes fotógrafos estadounidenses de la cotidianidad. Si uno se para en los lugares que están registrados en “Chain” o en las fotos de Eggleston, el efecto sería de extrañeza, porque esos espacios son mucho más horrorosos o insípidos de los que aparecen en el cuadro. Ambos artistas  hacen de estos lugares una poética especial, pero finalmente sin engañar al espectador en cuanto a su naturaleza.

Sino me equivoco, el propio Cohen djo que “Chain” es un gran fresco de la globalización y la cultura de dependencia al dinero.

Este video es parte de su presentación del filme para la muestra Creative Capital, que organizó el MoMA.

Jem Cohen moma-iPhone

Durante la charla aparecieron una serie de menciones a Chris Marker – a quien está dedicada la película- y al cineasta británico Humphrey Jennings, un legendario documentalista que es responsable de adelentados filmes durante la Segunda Guerra Mundial como “Listen to Britain”  ” o “I  Was a Fireman”.